Incluye helados en la alimentación, incluye helados en tu carta

Los helados, esos grandes aliados que nos ayudan a combatir el calor

Productos para hosteleria

En Ehosa nos encanta esta época del año, cuando ya estamos terminando la primavera y el verano asoma a nuestras puertas.

¿Sabes por qué?, porque llega el momento de comer helados, ¡y nos vuelven locos!.

Y es que, ¿quién puede resistirse a una buena bola de helado?…

Es cierto que se trata de un alimento que nunca ha tenido muy buena fama por su aporte calórico. Sin embargo, tomados en su justa medida, los helados pueden ser un muy buen complemento en la alimentación con grandes beneficios como el calcio que proporcionan.

Además, son la manera perfecta de reducir los efectos de los golpes de calor del verano, como las bajadas de tensión o las lipotimias.

El helado en la hostelería, sí o sí

Productos para hosteleria

De hecho, una buena carta de un establecimiento del sector Horeca no se puede permitir como olvido  una pequeña selección de helados. Siempre existirán esos clientes que no pueden renunciar a su bola de helado de chocolate o de fresa al terminar una comida. Aunque, también es cierto que cada vez hay más clientes que buscan ese helado que se sale fuera de lo normal, como el helado de plátano con salsa de caramelo, y con el que siempre irá acompañado el: “ummm, qué curioso, ¡voy a probarlo!”

Pero el mundo de los  helados no se reduce a los que se sirven en forma de bolas, y que desde Ehosa te vendemos a granel, también existen otras formas que dejarán más que satisfecho a los pequeños y a los mayores de la familia. Y si no, no tienes más que echar un vistazo a nuestros cilindros de helado. Puedes optar por ofrecer en tu carta una degustación con dos de cada tipo o directamente apostar de lleno por los que creas que puedan tener más éxito en tu clientela. El de vainilla y mango, y el de turrón & Pedro Ximénez te sorprenderán por su originalidad.

Diferentes formas de tomar helado en los postres

Recetas de EhosaY aún así, la bola de helado no tiene por qué tomarse sola, ya que es un alimento muy versátil. Y es que a los helados les gusta mucho emparejarse. Pueden ser el acompañamiento perfecto a cualquier postre, ya sea una tarta, un bizcocho o alguna fruta. Prueba de ello son algunos postres que ya se han convertido en un todo un clásico como el banana split o el brownie con helado de vainilla.

Recetas saladas con helado, ¿por qué no?

Aludiendo de nuevo a la versatilidad de los helados, conviene remarcar que no siempre tienen que ceñirse a los postres. Lo más práctico es incluirlos en ensaladas, que son recetas a las que el helado le puede aportar un toque diferente y hacer que estos platos sean todavía más refrescantes.

En este sentido, se puede optar por dos caminos, por un helado dulce o por un helado salado. ¿Salado? Sí, has leído bien. Te sorprenderías con la amplia variedad de helados salados que existen, aunque por mucho que la innovación en la gastronomía avance a pasos agigantados, hay algunos ingredientes que de momento es mejor no mezclar. Para ir a lo seguro, te recomendamos un helado de queso, que podrás hacer tú mismo de manera muy sencilla. Tan solo necesitarás, nata, huevos, azúcar, queso crema y esencia de vainilla. Además, una vez que le pilles el truquillo, podrás darle diferentes matices añadiendo otro tipo de quesos como el roquefort. Ideal, por ejemplo, para una receta de salmón con nueces.

Por la parte dulce, más que helados te recomendamos utilizar sorbetes si quieres incluirlos en ensaladas. Sorbetes como el de mandarina o el de mojito, que puedes encontrar en nuestra tienda online, son perfectos para las ensaladas y combinan muy bien con ingredientes de base verde.

Helado vs sorbete

Productos para hosteleriaHemos hablado de helados y de sorbetes, pero ¿cuáles son las diferencias fundamentales entre ellos? Como ya sabrás, mientras que los helados tienen una base de leche, el componente fundamental de los sorbetes es el agua.

Ya hemos comentado que muchos son los detractores de los helados por las calorías que contiene y que es un alimento del que no se quiere ni oír hablar cuando se realiza una dieta. Para ellos, es perfecto ofrecer en la carta una variedad de sorbetes, ya que podríamos calificarlos como la versión light de los helados. Porque hacer dieta no siempre significa tener que renunciar al efecto refrescante de estos postres.

Tanto en casa como en tu negocio, ten siempre a mano una variedad de helados, sorbetes y granizados, podrás recurrir a ellos para hacer un postre delicioso, una ensalada refrescante o una bebida que te calme la sed y el apetito. Sin lugar a dudas, ¡se convertirán en tu gran aliado este verano!

SUSCRIBETE A NUESTRO BLOG
Únete a la comunidad de Ehosa y sé uno de los cientos de suscriptores que reciben nuestro boletín de noticias mensualmente.
Solo necesitamos tu nombre y tu email, para poderte enviar personalmente todas las actualizaciones y novedades que presentemos. Te esperamos en el Blog de Ehosa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

follow us in feedly
Etiquetas
ARCHIVO del BLOG