Almeja que no se abre, no se come

Almeja Negra | Producto para hostelería

Las Almejas son un alimento extraordinario que bien merecen un apartado especial en los recetarios y dietas.

Se trata de un molusco de la familia de los “bivalvos” ( Conchas con músculos aductores que hacen que se abra y se cierre su concha)

Su habitat es el agua salada, y se entierran en la arena donde encuentran el alimento necesario mediante la filtración del agua del mar consiguiendo así los microorganismos que necesita para su crecimiento.

Siempre surge la duda sobre el sexo de esta especie animal, y realmente tienen sexos separados, llevando a cabo su proceso de fecundación en el exterior de su organismo.

Las larvas que se generan, se mueven a merced de las corrientes marinas hasta que se produce la metamorfosis de su organismo, perdiendo los órganos que le ayudan a nadar y  es entonces cuando aparecen las branquias y los sifones que le dan su aspecto característico y comienzan entonces a vivir enterradas.

Los tipos y especies de Almejas más comunes

Existen muchos tipos de almejas y éstas variedades o especies dependerán mucho del lugar donde se desarrollen, y en su caso de la temperatura del agua de esos mares y de la cantidad de alimento y salinidad del agua.

  • Almeja fina: Su hábitat generalmente es en las zonas intermareales (entre las máximas y mínimas subidas y  bajadas de las mareas) de arena limpia.  Se alimentan filtrando el agua de mar con su sifón y tiene un desarrollo lento en cuanto a su crecimiento. 

Se cría principalmente en el Mediterráneo y a lo largo de la costa del Atlántico de Portugal, España y Francia.

  • Almeja babosa: Esta especie prefiere el hábitat en  la zona submareal (es la zona qu no queda seca después de la bajada de la marea) de arena fina y fango. Sus sifones son más cortos que los de las otras especies, por lo que vive más cerca de la superficie y tienen un desarrollo y crecimiento mayor, hasta su máxima edad que puede ser de hasta dos años.

Se cría principalmente en España (especialmente en las costas gallegas), y también en Portugal, Francia e Italia.

  • Almeja Rosada: Los fondos marinos de arena fina son su habitat natural, y son muy  gruesas y resistentes, sus valvas son rosas por fuera (de ahí su nombre) y blancas por dentro,Con sifones largos, pueden medir hasta 7-8 cm. .

Viven en fondos marinos de arena fina de la costa atlántica americana y en el pacifico sur.

  • Almeja japonesa o japónica: Su habitat es similar al de la almeja fina y en cambio vive a menor profundidad, desarrollándose más rápidamente hasta los 40mm de talla y su máximo crecimiento lo suele conseguir a los dos años .

Natural de los mares del sur de China y mar amarillo, se cría en Filipinas, China y en el mar del Japón.

Los excesos en la pesca que se han llevado a cabo en alguna de estas especies como el caso de la fina, generaron que se comenzara a criar en aguas europeas del mediterráneo esta variedad “oriental” , y  debido a su rápido desarrollo y crecimiento pasó a ser una especie casi autóctona en los años 70. Su transferencia por el mar llegó hasta las costas Irlandesas y Reino Unido.

Actualmente se produce también en otros países como Estados Unidos y China, pero tenemos que remontarnos hasta el siglo VIII en el Japón Medieval, para encontrar los primeros datos de la cría de estos moluscos. aunque su potencial desarrollo productivo de la cría en “cautividad” en España y otros países europeos es en el siglo pasado,  cuando se desarrolla una autentica industria productora de moluscos con crías en espacios controlados y manufacturas de la producción.

Las técnicas de cultivo actuales y base de la gran parte de las toneladas de almejas que consumimos, se basan en el cuidado de los fondos donde viven, eliminando algas, crustáceos o peces que puedan ingerirlas, y tratando la superficie arenosa como si de un campo de cultivo agrícola se tratara, oxigenándolo mediante el arado y siembra de los ejemplares fecundados en bancos naturales.

Las propiedades y beneficios nutricionales de las almejas

Estamos ante un alimento muy rico en Hierro, cada 100 gr contiene 14 mg de este mineral, haciendo que sea un excelente aliado apra combatir las anemias.

Igualmente su alto contenido férrico, hace que sea de prescripción o alimento recomendado para personas muy deportistas y con alto desgaste mineral.

Las proteínas, el calcio y las vitaminas A, B, C, D, E y K son parte de esos beneficios saludables que aportan el consumo de almejas.

Antiguamente se tenia el falso concepto de que estábamos ante un alimento con altos indices de colesterol así como el resto de los mariscos. Sin embargo recientes estudios con técnicas avanzadas de medición,  han echado por tierra esos ancestrales “mitos

Casi todos los moluscos, incluyendo las ostras, los mejillones y las almejas, no sólo presentan un nivel de colesterol menor del que creía, sino que además presentan en su composición elementos de “esterol saludable”  que inhibe la absorción del colesterol por parte de nuestro organismo.

Este tipo de mariscos, cada vez son más prescritos en dietas  y hábitos de consumo, siempre y cuando los cocinemos horneados, asados o a la plancha, nunca fritos ni rebozados, ya que se consideran una fuente alternativa de proteínas baja en grasas.

Almejas a la marinera | Productos para hostelería

Además, presentan unos niveles de grasas saturadas muy bajas haciéndolas muy recomendables para la sustitución en la dieta de las carnes rojas.

Para ayudar a su preparación os dejamos en nuestro recetario de Ehosa un plato espectacular que hace que unas simples alubias pasen a ser consideradas un “manjar de dioses“. Y para los foodies iniciados unas almejas a la marinera que “salen solas”.

Como todos los moluscos o mariscos la comprobación de su frescura en la compra es fundamental, y su calidad suele venir reflejada por:

  • Muestran un intenso olor a mar.
  • Las Valvas (conchas) está, ferreamente cerradas
  • El liquido del interior es abundante, claro y transparente

Otra manera muy interesante de adquirirlas es “congeladas”, en Ehosa tenemos almejas y Productos para hostelería que hacen que estos moluscos conserven todas sus propiedades intactas y se utilicen únicamente las cantidades necesarias para cada receta. y además ¡Frescas todo el año!

 

SUSCRIBETE A NUESTRO BLOG
Únete a la comunidad de Ehosa y sé uno de los cientos de suscriptores que reciben nuestro boletín de noticias mensualmente.
Solo necesitamos tu nombre y tu email, para poderte enviar personalmente todas las actualizaciones y novedades que presentemos. Te esperamos en el Blog de Ehosa

2 respuestas a Almeja que no se abre, no se come

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

follow us in feedly
Etiquetas
ARCHIVO del BLOG